Los empresarios de Tecnópole aprenden que la empatía y la escucha activa son fundamentales para ser un buen orador

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento
Interactuar con los oyentes es imprescindible para generar interés en ellos y para lograrlo es fundamental practicar la escucha activa y la empatía. Esta fue una de las principales ideas que los empresarios de Tecnópole asistentes al último desayuno tecnológico tuvieron ocasión de compartir de mano de Alba Formoso, directora de TALKK, escuela especializada en oratoria, debate y coaching.

Gracias a un formato reducido y un ambiente distendido, los participantes tuvieron ocasión de poner en práctica las recomendaciones de la ponente, que les transmitió útiles ideas fuerza sobre la aplicación de las claves de la oratoria. Los asistentes pudieron plantear abiertamente sus inquietudes, basadas sobre todo en cómo comunicar en el ámbito de los negocios para cerrar contratos, cómo trasladar un discurso científico o cómo comunicar internamente en el seno de los equipos de trabajo.

Formoso destacó la importancia de entrenarse con las técnicas de la oratoria para potenciar el poder de persuasión, elaborar discursos eficaces y conseguir fluidez en la expresión oral.

Sobre la escucha activa y la empatía, aseguró que un orador “ha de tener un ego pequeño” para interactuar con sus oyentes, que desde el primer momento se preguntan qué utilidad van a sacar de lo que están escuchando, con el riesgo de que se desconecten o, lo que es peor, se vayan en caso de no percibir ninguna.

Según la experta, el 80% del éxito tiene que ver con la actitud del orador, “que deberá transmitir con su entusiasmo esas ganas de comunicar ‘quiero estar ahí”. A esto añadió la necesidad de expresarse de manera clara, evitando los tecnicismos, y de adquirir capacidad argumentativa.

(Fuente: Tecnópole)