La empresa Primux, situada en Tecnópole, crea una nueva línea de producción que le permite fabricar más de 400 equipos informáticos diarios con el distintivo “Made in Spain”

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

Primux es una empresa tecnológica gallega centrada en el desarrollo de ordenadores, portátiles, tablets, smartphones, cámaras y accesorios informáticos diversos. Con sede en el Parque Tecnolóxico de Galicia -Tecnópole-, acaba de poner en marcha una línea de producción de última generación en el Polígono de San Cibrao -Ourense-.

Con este nuevo centro la compañía se convierte en fabricante español de ordenadores, a través del certificado CE, emitido por laboratorios españoles independientes. “Contar con el marcado CE -de Conformidad Europea- en los equipos resultantes de la nueva línea de producción supone un certificado de calidad que garantiza que nuestros equipos se producen en España” -resaltan desde la empresa-. En particular, en estas naves desarrollan ordenadores de sobremesa, tanto dedicados al gaming -videojuegos- como PCs de hogar y de empresa, y también realizan el ensamblaje de torres.

Hasta el momento la producción se hacía en su totalidad en Asia

La ampliación de las instalaciones de Primux con la creación de esta línea de producción incrementará la competitividad de la empresa al acelerar y mejorar los procesos de producción y ensamblaje de los productos, procesos que hasta el momento se realizaban en Asia. Además, supone un importante ahorro en logística, al tiempo que se mejora en el control de calidad de los productos.

Por otro lado, el nuevo centro representa una clara apuesta de la compañía por el talento y la generación de empleo en la comunidad gallega. Así, la línea de producción ha permitido crear más de diez nuevos empleos directos, con lo que la empresa ya supera el medio centenar de empleados en su conjunto.

En las nuevas instalaciones ya comenzaron a producirse más de 400 equipos diarios que llevan el distintivo “Made in Spain”. Y tiene capacidad para ser ampliada con cuatro líneas más, lo que supondría una producción de hasta 1.600 unidades por día.

La tecnológica gallega lleva más de diez años desarrollando y diseñando equipos gaming, portátiles, ordenadores de sobremesa y compactos en su centro de I+D+i de Tecnópole, con un destacado carácter innovador y vanguardista.

Fuente: Tecnópole