La empresa Merasys, apoyada por Connect-19, desarrolla un sistema que controla la temperatura corporal y el uso de mascarilla en lugares transitados

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

Merasys nace en 2016 como una iniciativa empresarial de base tecnológica a través del programa de aceleración Business Factory Auto de la Xunta de Galicia. Desarrolla tecnologías facilitadoras basadas en machine learning e inteligencia artificial aplicadas a procesos industriales, redes eléctricas inteligentes, ciudades smart y sector sanitario. Para ello, combina los principios de las redes neuronales con sensores sofisticados, electrónica de vanguardia y software de última generación, creando instalaciones de alto rendimiento y plataformas tecnológicas.

Fue una de las 20 pymes seleccionadas para el programa Connect-19, la aceleradora de empresas especializada en la comercialización de soluciones innovadoras frente al impacto de la COVID-19, impulsada por la Xunta y el Parque Tecnolóxico de Galicia. Merasys puso en marcha Cormorán, un sistema de control de acceso cuyo objetivo es prevenir contagios en lugares muy transitados, permitiendo mantener la actividad con todas las garantías de seguridad.

Se trata de una tecnología 100% gallega que combina visión artificial, redes neuronales y machine learning para controlar la temperatura corporal y la presencia de mascarilla en cara, evitando destinar personal a estos trabajos y los posibles riesgos. El equipo dispone de cámara de visión artificial y sensor de temperatura sin contacto de alta precisión, ya utilizado a nivel industrial y cuyo tiempo de respuesta es menor que los sensores de contacto.

El uso de redes neuronales artificiales y los sistemas de aprendizaje mejoran la fiabilidad y la precisión en el control. Se obtiene la temperatura corporal real a partir de la corrección de la temperatura superficial mediante algoritmos de inteligencia artificial. Es un sistema muy versátil ya que se adapta a diferentes entornos, tanto industrial como sanitario, educativo, de servicios y ocio, además de ser apto para interior y exterior.

Este sistema cumple la ley de protección de datos de carácter personal, puesto que no almacena imágenes, sino que las procesa instantáneamente y ofrece un resultado inmediato. “Al ser un desarrollo propio abaratamos costes y ofrecemos lo último en tecnología anti-Covid a un precio razonable” -señala Carlos Parrilla, responsable de Desarrollo Tecnológico de la empresa-. Indica además que comparado con soluciones similares que existen en Estados Unidos, Cormorán tiene un precio más accesible de en torno a 4.000 euros, menos de la mitad de los precios de la competencia.

“El programa de aceleración Connect-19 ha sido una gran oportunidad para reforzar nuestro posicionamiento innovador y mejorar aspectos como la comercialización y marketing del producto, para hacer ver su utilidad en centros comerciales, supermercados y edificios públicos, además de centros fabriles” -destaca Parrilla-.

Fuente: Tecnópole