El Parque Tecnológico de Zamudio acoge un laboratorio pionero en redes eléctricas inteligentes

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

El centro privado de investigación aplicada Tecnalia construirá en el Parque Tecnológico de Zamudio (Vizcaya) las primeras instalaciones de Europa para la investigación de redes inteligentes al servicio del sector de fabricantes de bienes de equipos eléctricos. 
 
En una primera fase, el laboratorio implicará una inversión de 14 millones de euros y dará soporte al desarrollo y certificación de equipos del proyecto activado recientemente por Iberdrola y el Gobierno vasco para -con una inversión de 60 millones- incorporar instalaciones de electrónicas de vanguardia a 1.100 centros de transformación de Bilbao y Portugalete.
 
Esta nueva infraestructura experimental para los equipos y sistemas de las redes eléctricas del futuro ocuparán en Zamudio una parcela de 10.000 metros cuadrados que ya ha sido adquirida por Tecnalia. Las obras comenzarán en breve con el fin de que la primera fase del laboratorio culmine a finales de 2012 para estar plenamente operativo en 2015. Actualmente, Tecnalia trabaja en el diseño de la segunda fase.
 
Tecnalia es el primer centro privado de investigación aplicada de España y el quinto de Europa. Según sus responsables, la singularidad de las futuras instalaciones - denominadas Ingrid- es su servicio integral, ya que ofrecerán plataformas de experimentación avanzada que permitirán llevar a cabo servicios de I+D para una gestión más eficiente e inteligente de la energía eléctrica, abarcando desde los equipos de generación renovable y los sistemas de gestión hasta los contadores del consumidor final, pasando por el transporte y la distribución.
 
Ingrid dispondrá de cuatro grandes campos de trabajo. En el área de equipos y componentes se investigarán materiales y equipamiento eléctrico, sistemas electrónicos de protección, control y medida, así como nuevas tecnologías de conversión de alta potencia. La división de redes eléctricas inteligentes se centrará en el desarrollo de sistemas de gestión y comunicaciones y de pruebas de algoritmos para la interconexión de distintas fuentes de energías renovables y generación distribuida, así como para la mejora de la calidad de suministro en la red de distribución. El tercer campo de actuación serán los sistemas eléctricos para renovables, mientras que el cuarto estudiará tanto la gestión inteligente de la demanda eléctrica como la energética en edificación.
 
Por otro lado, está previsto desarrollar una plataforma específica para el vehículo eléctrico que suponga un sistema integrado de pruebas con las que investigar y desarrollar aplicaciones de optimización de carga, ensayos de comunicaciones, protocolos y electrónica de potencia en varios escenarios para un hipotético despliegue masivo.
 
(Fuente: Expansión)