El Gobierno pondrá en marcha un programa de apoyo a la oferta tecnológica que concurra a los procesos de compra pública innovadora

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes 8 de julio la regulación de la compra pública innovadora, por la que todos los ministerios y sus organismos públicos estarán obligados a especificar en sus presupuestos y en los diferentes programas de actuación plurianuales las cantidades destinadas a esta modalidad de contratación, que consiste en la adquisición por parte de los organismos públicos de productos, bienes y servicios innovadores. El objetivo del Gobierno es que en 2013 la compra pública innovadora alcance el 3% del Presupuesto de la Administración General del Estado.
 
En esta misma línea, el Ministerio de Ciencia e Innovación pondrá en marcha un instrumento de financiación de apoyo a la oferta tecnológica que concurra a los procesos de compra pública innovadora, llamado Programa INNODEMANDA y que contará para ello fondos provenientes de su propio presupuesto, a través del Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI).
 
Así, a través de este instrumento, se financiará a las empresas el coste de la innovación para que al órgano público le cueste lo mismo que si comprara tecnología ya desarrollada facilitando de este modo a las empresas participar más en la Administración con sus productos y servicios y, además, se apoyará a los órganos públicos en la verificación del funcionamiento de los pilotos y de la calidad de las propuestas innovadoras.
 
La colaboración entre el CDTI y la entidad contratante se formalizará mediante un Protocolo de Actuación General que establecerá y definirá los términos y condiciones bajo los cuales el CDTI podrá financiar las actividades de I+D asociadas a los procedimientos de compra pública de tecnología innovadora.
 
Para esto, se establecerá un procedimiento de análisis/concesión acelerado diseñado al efecto, ya que el compromiso es el de simultanear la decisión del CDTI de apoyar la I+D de un proyecto con la del órgano adjudicatario de la compra, para evitar que se dé una cosa sin la otra.
 
Por otra parte, la presentación de la solicitud de ayuda a CDTI por parte de las empresas deberá realizarse tras la publicación del anuncio de licitación. A continuación, el CDTI evaluará la propuesta y acordará, en su caso, la concesión de la ayuda correspondiente, de forma que la decisión del CDTI se comunicará a las empresas antes de la finalización del plazo de presentación de ofertas a la licitación. Esto quiere decir que, con carácter general, el CDTI dispondrá de un plazo medio de seis semanas para dar una respuesta sobre la financiación.
 
(Fuente: Ministerio de Ciencia)