El comercio electrónico en España vuelve a batir récords pero frena su expansión

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento
El comercio electrónico en España sigue batiendo récords pese al deterioro generalizado de la actividad y la entrada de la economía en recesión, aunque tampoco es inmune a la crisis. Según ha informado la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), la facturación del sector entre abril y junio ascendió a 2.640,8 millones de euros, con lo que alcanza un nuevo máximo gracias a que el acceso a Internet está cada vez más generalizado y se superan los recelos a realizar compras online.

No obstante, la debilidad del consumo, que cayó un 1% en este periodo, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, también ha pasado factura al sector. Por su culpa, las compras realizadas a través de la red moderaron su ritmo de expansión con respecto al inicio del año. Así, frente al avance del 19%en tasa interanual con el que arrancó el ejercicio, el crecimiento se frena al 13,7%. Esta cifra representa la menor subida desde el tercer trimestre de 2009, cuando España también estaba en recesión.

Asimismo, el informe de la CMT revela que durante el segundo trimestre de 2012 se realizaron 36,7 millones de transacciones, idéntica cifra que en el trimestre anterior, lo que supone un crecimiento interanual del 17%. Siguiendo con los datos menos positivos de la estadística, la balanza comercial sigue siendo negativa y en este trimestre el déficit alcanzó los 743,4 millones de euros.

El montante económico generado se distribuyó principalmente entre agencias de viajes y operadores turísticos (13,8%) y el transporte aéreo (13,8%). Les siguieron en la clasificación de ramas de actividad con mayor volumen de negocio el marketing directo (6,5%), el transporte terrestre de viajeros (4,8%), los juegos de azar y apuestas (3,5%), los espectáculos artísticos, deportivos y recreativos (3,4%), la publicidad (3%) y las prendas de vestir (2,5%).

Las operaciones realizadas desde el exterior con España ya suponen casi un 15% del total, con una facturación de 394,5 millones de euros. El sector turístico (agencias de viajes, operadores turísticos, transporte aéreo, hoteles, etc.) supuso el 58,4% de los ingresos en las transacciones desde el exterior con España.

Por otra parte, la compra-venta de bienes y servicios a través de Internet desde España al extranjero facturó 1.137,9 millones de euros y supuso un 43,1% del total. Mientras, el comercio online dentro de España también creció y representó un 42%, alcanzando la cifra de 1.108,4 millones de euros.

La CMT toma para contabilizar las transacciones realizadas mediante tarjeta de crédito. Por el contrario, quedan excluidas las compras realizadas por transferencia bancaria, contra reembolso, u otra vía de pago que no sea tarjeta bancaria. Por ejemplo, para medios de pago como PayPal sólo se computan solo las operaciones vinculadas a tarjeta de crédito y no las relacionadas con una cuenta bancaria.

(Fuente: El País)