Efectos económicos del Covid-19 en las pymes españolas

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

La crisis provocada por el Covid-19 ha afectado principalmente a las pequeñas y medianas empresas de España y, más concretamente, a las microempresas y a las que tienen una antigüedad inferior a 10 años. Teniendo en cuenta que las pymes son el motor de la economía, el Consejo General de Economistas de España (CGE) y la Fundación para el Análisis Estratégico y Desarrollo de la Pequeña y Mediana Empresa (Faed pyme), con la colaboración de la Cámara de Comercio de España, han elaborado el informe sobre el impacto económico del Covid-19 sobre la pyme en España.

Impacto en el empleo

Para analizar el impacto de la crisis en el empleo se ha realizado una comparación entre los años 2019 y 2020. De esta comparación se ha extraído como conclusión que el 25,2% de las pymes disminuyó el empleo; el 62,5%, lo mantuvo, y solo el 12,5% lo aumentó. Las empresas más perjudicadas han sido las microempresas y las pequeñas, cuya evolución ha sido más desfavorable.

Otro aspecto que se ha tenido en cuenta para analizar el empleo ha sido la presentación de expedientes de regulación de empleo temporales (ERTE) o de forma definitiva (ERE). Las empresas que tuvieron que acogerse a un ERTE o ERE también han tenido una evolución negativa.

En lo que respecta al sector, ha habido diferencia de daños por el Covid-19. El saldo de evolución ha sido más desfavorable para las empresas de servicios, seguido por el sector comercio, construcción y pymes industriales.

Caída de las ventas

Para conocer el impacto económico de la pandemia ha sido necesario analizar los ingresos de las empresas. El 52,6% de las pymes vio limitadas sus ventas en 2020: el 26,1% las mantuvo y un 21,3% las aumentó. En línea con el empleo, las empresas más perjudicadas en cuanto a ventas han sido las microempresas. Dentro de las pymes, el impacto ha sido mayor en aquellas que tuvieron que acogerse a un ERTE o ERE. El sector que más se ha visto afectado ha sido la industria, seguido de los servicios.

Otros indicadores

El nivel de facturación y la rentabilidad han tenido una evolución negativa. La facturación ha afectado al 64,3% de las pymes y la rentabilidad al 62,2%. En cuanto a la deuda y liquidez, también es reseñable la evolución negativa. El porcentaje se sitúa por encima del 40%. El nivel de deuda negativo en un 41,4% y el de liquidez en un 44,9%. Además, el 49,9% de las pymes tuvo que reducir considerablemente las inversiones.

Expectativas 2021

Las expectativas que tienen las empresas de cara a 2021 son positivas pero moderadas. Sobre el empleo consideran que la tendencia será favorable, aunque son las microempresas y pequeñas empresas las más optimistas. Asimismo, las empresas que tuvieron que acogerse a un ERTE son pesimistas, ya que creen que tendrán que reducir los puestos de trabajo. Los sectores que presentan unas expectativas más favorables para el empleo en 2021 son la construcción y el comercio, respectivamente.

Las previsiones sobre las ventas están ligadas al empleo. Un 25% de empresas considera que sus ventas aumentarán, mientras que un 22,6% espera una disminución. Las expectativas de ventas más optimistas provienen de las empresas medianas, con una antigüedad superior a 10 años y que corresponden al sector comercio.

Fuente: Cinco Días