Los drones de la empresa gallega Drone to Yacht (Aerocámaras) están preparados para realizar entregas de hasta 5 kilos y recorrer 30 km de distancia

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

Con la multiplicación exponencial de los envíos a domicilio, se ha disparado el número de empresas de “delivery” de todo tipo, desde las de mensajería a las de comida preparada. Coche, motocicleta, patinete, bicicleta son los vehículos que habitualmente se utilizan en las tareas de reparto. A ellos se suman ahora los drones, que destacan por su rapidez de entrega y su capacidad de acceder a lugares imposibles para otros métodos de transporte.

Así lo ha entendido la firma Drone to Yacht, que hace unos meses desembarcó en el sector del delivery. Su primera entrega se llevó a cabo en el restaurante Can Yucas, situado en la cala Tarida (Ibiza). Desde entonces, la compañía gallega ha creado acuerdos con numerosos restaurantes ibicencos y trabaja para ampliar su lista de franquiciados en las islas, península y comenzar la internacionalización hacia Miami, Caribe, Italia y Emiratos Árabes Unidos.

Autonomía y rapidez

Un dron eléctrico especializado para hacer envíos de cortas distancias permite ofrecer un servicio rápido y silencioso. El multirrotor puede desplazarse hasta 30 kilómetros, alcanzar una velocidad máxima de unos 50 km/h y transportar un peso de hasta 5 kg que descuelga mediante un carrete de 20 metros, lo que permite el acceso a sitios remotos con rapidez.

Drone to Yacht está en pleno proceso de expansión hacia diferentes países y escenarios, como campos de golf y otros lugares privados de entretenimiento, firmando nuevos franquiciados como restaurantes y tiendas situadas en puertos marítimos, interesados en vender sus productos y realizar los envíos a través de drones.

Fuente: La Voz de Galicia