El covid destapa el potencial de la industria biotecnológica gallega

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

La capacidad de Galicia para generar talento científico, a costa tantas veces de que emigrase, era conocida. Lo que sorprendió más a propios y extraños con la pandemia fue descubrir que, además de formar a investigadores, en el territorio que cercan Os Ancares se producen medicamentos. Y vacunas. En concreto, una contra el coronavirus. La de la farmacéutica norteamericana Novavax. A partir de abril, 200 millones de dosis contratadas saldrán para toda la UE de la nave de la empresa Zendal en O Porriño. Un hito, hasta la fecha, en España.

Ha sido una crisis viral la que ha llevado a la sociedad a valorar la urgencia de una bioindustria propia. Que los gobiernos, central y autonómico, y los inversores compartan esta prioridad es el paso necesario para el cerrar el círculo que empieza en los centros de investigación y termina en las plantas de producción. La pontevedresa Zendal, que en el 2019 facturó 40 millones de euros, es un ejemplo de que, con financiación, se puede.

123 empresas

En O Porriño, antes que Zendal, fundada en 1993 como CZ Veterinaria —el campo animal, con normas en general más laxas, suele ser el origen de muchas de estas empresas—, nació en 1939 Zeltia, germen de PharmaMar, ahora con sede social en Madrid. Entre sus éxitos está Yondelis, el primer antitumoral comercializado con patente española. Además, la británica AstraZeneca tuvo una sede aquí hasta el 2009.

Pero, el biotech es más amplio. De las 61 empresas biotecnológicas del 2015 —el concepto que engloba a la biomedicina y biofarmacia, humanas, y al agro—, pasamos a 123 compañías en activo a día de hoy. Dieron trabajo a 1801 personas en el 2019, 618 contratados más que en el 2014, y facturaron 405,7 millones de euros. Casi el doble que los 229,8 millones del 2014, según el Clúster Tecnolóxico Empresarial das Ciencias da Vida (Bioga).

La perspectiva para el 2021 es que continúe el ritmo de crecimiento anual del 10% en estos indicadores, a lo que debería ayudar el nuevo plan estratégico autonómico para el 2021-2025, y los fondos europeos anticovid NextGeneration, donde Galicia espera captar 450 millones de euros en tres proyectos tractores.

El último informe de la Asociación Española de Bioempresas, AseBio 2019, refleja cómo Galicia está aún lejos de Cataluña, Madrid, Andalucía, el País Vasco y la Comunidad Valenciana —es la sexta autonomía, con 43 compañías, en el cómputo de AseBio, que se limita a la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE), y no incluye a las usuarias de biotecnología para desarrollar su actividad—, pero resalta el reciente impulso emprendedor.

Empatada con el País Vasco, Galicia es la segunda comunidad que más empresas biotecnológicas creó en el 2019, solo por detrás de Cataluña. Y es de las que más factura: 8,3 millones de euros de media en sus biotech, frente a los 1,8 de las vascas.

Fuente: La Voz de Galicia