Conde señala que Galiciencia contribuye a la apuesta de la Xunta por el talento y por despertar la vocación científica entre los más jóvenes

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

El conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, recibió hace unos días en Santiago a los equipos responsables de los proyectos ganadores de la Galiciencia 2018. Durante el acto, destacó que se trata de un evento que contribuye a la apuesta de la Xunta por fomentar el talento científico e innovador del futuro, un objetivo que también se recoge en el Plan Galicia Innova 2020. Esta hoja de ruta tiene entre sus retos prioritarios despertar vocaciones científicas e incentivar ese espíritu, especialmente las vocaciones STEM, en las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.

El titular de Economía apuntó que el Gobierno gallego tiene entre sus objetivos inculcar en los más jóvenes el espíritu de la curiosidad, el emprendimiento y la creatividad para que Galicia siga prosperando y pueda competir con otros territorios. Conde indicó que la Comunidad precisa del talento de chicos y chicas como los que participaron en Galiciencia, que serán los trabajadores y trabajadoras del futuro en profesiones vinculadas a la innovación, a la investigación y a las nuevas tecnologías. “Un futuro basado en el conocimiento y en la innovación es la garantía de un crecimiento económico sostenible y una mejor calidad de vida”, añadió.

El conselleiro subrayó que Galiciencia es la mejor ayuda para despertar vocaciones científicas y afirmó que es una muestra de que en Galicia existe talento. Recordó, al respecto, que los vencedores del año pasado ganaron el primer premio de Exporecerca, la mayor feria a nivel estatal, y representarán a España en el certamen europeo Expo Science Europe. Además, los ganadores del segundo galardón de la pasada edición ganaron el primer puesto en la feria vasca.

Conde, asimismo, resaltó que los 13 años de celebración de este certamen ha permitido hacer de este evento la mayor feria científica de Galicia con reconocimiento a nivel nacional. Desde la primera feria se expusieron ya 700 proyectos y la visitaron 25.000 personas. Para Conde, estos datos significan que se está logrando el objetivo de consolidar Tecnópole como espacio para la divulgación de la ciencia y de la innovación.

De los más de 150 investigadores e investigadoras noveles que participaron en la 13ª convocatoria de este evento, se eligieron 7 proyectos desarrollados por alumnos de Educación Secundaria y Bachillerato. Conde indicó que “los participantes supieron identificar cuál es la realidad en la que tenemos que trabajar para mejorar nuestro medio ambiente, para tener una sociedad más sostenible y para luchar contra el cambio climático”. Destacó, además, la innovación, pero, sobre todo, la creatividad de los trabajos presentados.

Los siete proyectos galardonados

El primer puesto recayó en el plan Rebinxe, que busca involucrar a la comunidad local en la recuperación de la biodiversidad animal y vegetal de Mondoñedo, Abadín y Lourenzá. Fue desarrollado por dos alumnas de Bachillerato del IES Plurilingüe San Rosendo de Mondoñedo (Lugo).

El segundo premio fue para el diseño de un nuevo cohete de combustible sólido con un cuerpo y motor el más eficiente posible que llevaron a cabo dos alumnos de 4º de la ESO del Colegio Eduardo Pondal de Cangas do Morrazo (Pontevedra).

El tercer puesto lo alcanzó el proyecto “Cero lume”, una estación meteorológica electrónica para emitir alertas de incendio elaborado por dos alumnas de 2º y 3º de la ESO de las Aulas Científico-Tecnológicas Isidro Parga Pondal de Ponteceso (A Coruña).

El galardón al método científico y proceso de investigación mejor definido lo obtuvo “Las oleorresinas de la leña empleada en las parrillas. El fuego perfecto”, para determinar cuál es el fuego perfecto para potenciar el sabor de un asado. El proyecto lo realizaron dos alumnos de 3º de la ESO del Colegio Plurilingüe San José-Josefinas de Ourense.

El premio a la mejor comunicación fue para “Una nueva vida para el papel” para concienciar a la comunidad escolar sobre las ventajas del reciclaje de papel. Dos alumnos de 3º de la ESO del IES María Casares de Oleiros (A Coruña) son sus creadores.

El proyecto más innovador en esta edición de Galiciencia fue para el diseño de un contenedor de basura para invidentes que realizaron dos alumnos de 1º de la ESO de las Aulas Tecnópole de Ourense.

Por último, la mejor iniciativa relacionada con el cambio climático, la temática central de esta edición del certamen, recayó en una alumna de 2º de la ESO y un alumno de 1º de la ESO del Colegio Plurilingüe Alborada de Vigo. Realizaron una caracterización de los plásticos de la playa de Vilariño, en la ría de Aldán.

(Fuente: Xunta y Tecnópole)