La Comisión Europea financiará los ensayos en animales de la vacuna gallega contra el virus

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

El proyecto liderado desde Galicia para la creación de una vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2 avanza y se consolida. Acaba de recibir el apoyo de la Comisión Europea, a través de la European Vaccine Initiativa, que se encargará de financiar los ensayos preclínicos en animales de laboratorio. De esta forma, el proyecto respaldado en su inicio por el Instituto de Salud Carlos III, del Ministerio de Ciencia, va sumando nuevos apoyos, ya que también hay que sumar la aportación privada recibida por parte del Banco Santander y de la asociación CRUE Universidades españolas, en colaboración también con el grupo de Luis Enjuanes e Isabel Sola del Centro Nacional de Biotecnología.

El equipo gallego que lidera la iniciativa está dirigido por el investigador José Martínez Costas, del Centro Singular de Investigación en Química Biológica y Materiales Moleculares de la Universidade de Santiago (Ciqus). Para realizar los ensayos clínicos en animales, cuenta con la colaboración imprescindible del grupo liderado por Javier Ortego en el Centro de Investigación en Sanidad Animal (CISA-INIA) de Valdeolmos (Madrid), ya que en Galicia no existe ningún laboratorio de máxima seguridad biológica P3 en el que se puedan infectar animales con virus vivos.

Los ensayos se realizarán en un principio con ratones normales, que no se infectan con el coronavirus, aunque también se esperan llevar a cabo con roedores humanizados a los que se les habilitará el receptor humano ACE2, la vía de entrada del patógeno en las células. Para este trabajo también se contará con la colaboración del centro alemán HZI.

Tecnología innovadora

Los investigadores gallegos trabajan desde abril en el desarrollo de la vacuna a partir de una nueva metodología, desarrollada en el propio centro y patentada por la USC, que permite obtener resultados en márgenes de tiempo reducidos y a bajo coste.

Esta tecnología, que ahora se probará frente al SARS-CoV-2, permite producir vacunas contra cualquier patógeno. “Hacemos que células de cualquier origen fabriquen microesferas e introduzcan dentro de ellas los agentes víricos”, explica José Martínez Costas. Estas partículas, según apunta el científico, “se purifican muy fácilmente y tienen capacidad intrínseca para estimular el sistema inmune, lo que las convierte en ideales como vacunas para el coronavirus, dolencia que afecta principalmente a personas de edad avanzada cuyo sistema inmune suele estar debilitado”.

La financiación de la Comisión Europea supone, a juicio de Martínez Costas, “un importante impulso a nuestro trabajo”. Durante los últimos dos meses los científicos han realizado varias versiones de las microesferas que introducirán en las células el antígeno a través del que el organismo ofrecerá una respuesta inmune frente al virus. Las microesferas obtenidas se van a caracterizar previamente en suero de pacientes que ha cedido el HULA lucense.

Fuente: La Voz de Galicia