Un código para saber el árbol del que ha salido la madera

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

Cada vez son más los consumidores que valoran el origen de los productos o que estos sean respetuosos con el medio ambiente. Y la madera es uno de esos materiales al alza, pero de los que no siempre se sabe poner en valor su carácter sostenible. Por eso la Consellería do Medio Rural, en colaboración con la Axencia para a Modernización Tecnolóxica de Galicia (Amtega), ha diseñado una herramienta destinada a que el consumidor, consultando un simple código QR, pueda conocer todo el proceso que siguió la madera hasta terminar en el producto que tiene delante. La herramienta está casi terminada y fue presentada hace unas semanas al sector.

«Lo que hemos diseñado son dos herramientas. Una para que el operador de la madera, desde su oficina, pueda introducir todas las operaciones que se hacen desde que se corta hasta que se genera el producto. Y eso pueden hacerlo todos los operadores que intervienen en el proceso», explica Jacobo Aboal, subdirector de Recursos Forestais. La segunda pata del proyecto es el diseño de los códigos QR, «que te dicen exactamente de dónde ha salido esa madera, a qué centro de transformación se llevó y cómo todos los agentes que intervinieron en el proceso fueron elaborando el producto», añade. ¿Por qué puede resultar útil toda esta información? «Porque nos permite informar de dónde salió la madera, que la corta de esos árboles fue legal, si cuenta con algún tipo de certificación y hasta calcular su huella de carbono», indica.

El proyecto bautizado como Fortra (Forest Traceability) busca ayudar a poner en valor los productos gallegos elaborados con madera a través de una herramienta de mercado de carácter comercial, que informará a los clientes y consumidores de las características que diferenciarán los productos elaborados en la comunidad de los de otras regiones. «Sirve también para la exportación, para ayudar a colocar el producto en los mercados. Entre dos productos parecidos, el nuestro tendrá el plus de que el cliente podrá saber que la madera con la que fue elaborado fue cortada de manera legal y hasta su procedencia», añade Aboal.

Para ponerlo en marcha se ha optado por el Blockchain, «una tecnología informática que ofrece mucha credibilidad y transparencia porque toda la información se graba en un sitio público y no puede ser tachada ni corregida», añade el subdirector. El sistema consiste en una aplicación en la que las empresas van registrando todos los pasos que sigue la madera. Un trámite que siguen todos los operadores que intervienen en el proceso, de tal manera que queda registrada toda la historia desde que el árbol es cortado hasta que llega al mercado.

Fuente: La Voz de Galicia