De Cabify a Spotahome: las startup españolas captan 575 millones en dos años

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

El ecosistema emprendedor vive un momento dulce con el aterrizaje de los primeros fondos de Silicon Valley y la sucesión de rondas superiores a los 25 millones de euros.

"Parecía imposible que Silicon Valley invirtiera en España". La declaración de Alejandro Artacho, consejero delegado y fundador de la plataforma española de alquiler de viviendas Spotahome, es compartida por el ecosistema emprendedor español.

Artacho es consciente de la proeza que supone que una start up española haya enamorado a Kleiner Perkins, un histórico del capital riesgo estadounidense que ha invertido en empresas como Google, Amazon, Twitter o Snapchat.

La ronda de 40 millones de dólares (34 millones de euros) que ha cerrado esta semana Spotahome es la última de una serie de operaciones que demuestran el momento dulce que viven las start up digitales españolas.

En los dos últimos años, los emprendedores que han protagonizado las mayores rondas -al menos de 25 millones de euros- han recaudado de los inversores más de 575 millones de euros, según Crunchbase. Detrás de esta cifra están Cabify, Jobandtalent, Glovo, Logtrust, Typeform, Fintonic, OnTruck y Spotahome.

El panorama ha cambiado radicalmente en los últimos años. Por una parte, ha crecido y madurado el sector español del capital riesgo. Desde 2013, han aparecido una treintena de fondos interesados en este tipo de proyectos. Y lo más importante, se cierran rondas de mayor importe.

Si entre 2008 y 2012 hubo 17 rondas de más de diez millones de euros, entre 2013 y 2017 se contabilizaron 57 operaciones por encima de esta cantidad, según la asociación sectorial Ascri. En los últimos cuatro años, la inversión del capital riesgo en España ha sido de 2.200 millones, casi el doble que en los cuatro ejercicios precedentes.

Una de las claves del cambio ha sido la entrada de inversores extranjeros. "El mercado español está madurando muy rápido y hay un elevado número de compañías con grandes perspectivas de futuro siguiendo los pasos de empresas pioneras como Idealista, AlienVault, Cabify o Wallapop", asegura Miguel Kindelán, director ejecutivo y responsable de GP Bullhound en España. Este banco de inversión especializado en el sector tecnológico ha invertido en varias start up españolas como Wallapop, Jobandtalent y OnTruck.

Silicon Valley

La entrada de Silicon Valley en España a través de Kleiner Perkins marca un punto de inflexión. Con su primera start up española en cartera, no es descabellado pensar en futuras inversiones en otros proyectos, o que otros fondos de Silicon Valley sigan sus pasos.

"Estamos permanentemente buscando oportunidades en grandes mercados en Europa, no pensamos en países o sectores específicos", señalan desde el fondo norteamericano. "Es una cuestión de confianza. Cuando estos fondos entran en España en compañías que tienen mucho recorrido y les va bien, repiten y hay un efecto llamada. Es un ecosistema que se retroalimenta", explica Beatriz González, socia fundadora del fondo de capital riesgo español Seaya y vicepresidenta de Ascri. Seaya, uno de los fondos españoles más activos junto con Nauta, tiene 13 empresas en cartera. Entre ellas, Cabify, Glovo y Spotahome.

Las ventas en estos dos años de Privalia a Vente-Privee por 500 millones de euros, de Social Point a Take-Two por 233 millones y de Ticketbits a Ebay por 165 millones certifican que hay proyectos en España que han generado importantes plusvalías.

"Cada vez nos llegan proyectos más interesantes. El éxito llama al éxito y anima a profesionales a dejar trabajos en banca o consultoría, por ejemplo, para emprender. Son emprendedores por decisión, no por obligación, lo que se nota en la calidad de los proyectos ", dice González.

Oskar Mielczarek, socio director de Rakuten Capital, el brazo inversor del gigante japonés, cree que "los emprendedores españoles han perdido el miedo". Para el directivo, que se sienta en los consejos de Cabify y Glovo -empresas en las que Rakuten es accionista mayoritario-, España cuenta con "una ola de jóvenes emprendedores muy preparada que está sirviendo de ejemplo para los que vienen".

Atractivo

Íñigo Juantegui, cofundador y CEO de Ontruck, que acaba de cerrar una ronda de 25 millones, asegura que se está demostrando que en España "hay buenas ideas, con un modelo de negocio real, que muestran a los inversores que tienen un futuro".

Además del talento, hay otro atractivo para los inversores extranjeros. "Hay una ventaja competitiva al tener costes más reducidos que otros hubs internacionales, en los que los salarios han sufrido una inflación muy elevada", dice Kindelán.

Con rondas de más de 20 millones de euros como las que se están cerrando en los dos últimos años (el récord lo ostenta Cabify, que recaudó 136 millones a principios de año), los emprendedores españoles pueden aspirar a crecer internacionalmente y convertirse en líderes regionales o incluso globales.

"Antes, el recorrido era corto porque los proyectos, a pesar de su potencial, tenían difícil recaudar dinero en España", explica Rodolfo Carpintier, un veterano inversor español en empresas digitales que preside la incubadora DaD, quien apunta también a la labor del congreso Sout Summit como escaparate para dar a conocer start up españolas a estos fondos extranjeros.

(Fuente: Expansión)