Bruselas calcula que la escasez de microchips se prolongará durante 18 meses

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

Las medidas que se están tomando en la Unión Europea para hacer frente a la escasez de semiconductores —tan importantes para el funcionamiento de diversas industrias, como la automovilística— tardarán todavía un tiempo en dar resultados. Así lo admitió el comisario europeo del Mercado Interior, Thierry Breton, quien fijó una horquilla temporal de unos 18 meses.

Breton insistió en que para resolver esos problemas de escasez «son las empresas las que tienen que invertir» y de hecho, admitió, ya lo están haciendo. Pero Breton también reconoció que el problema es que «eso tardará» y estimó que podrían hacer falta concretamente unos «18 meses» para poder normalizar la situación, lo que se traducirá en nuevos apagones en las plantas de ensamblaje españolas, como la que Stellantis tiene en Vigo.

El comisario recordó que actualmente en la Unión Europea (UE) se fabrican en torno al 10% de los semiconductores del mundo, y que los que están causando problemas de aprovisionamiento —la producción mundial de coches se verá reducida en un 10% este año respecto a lo programado precisamente por esa razón— son en general productos con una tecnología relativamente simple.

Más complejos

Sobre todo, Thierry Breton hizo hincapié en que de cara al futuro, con el aumento de las ventas de los vehículos eléctricos y de hidrógeno y los nuevos desarrollos tecnológicos, harán falta muchos más semiconductores y más complejos. En este sentido, el comisario del Mercado Interior volvió a insistir en que bajo los auspicios de la Comisión Europea se ha constituido una alianza que reúne a todos los actores del sector, como fabricantes o institutos de investigación. Esta alianza tiene como horizonte definir los objetivos en términos de nuevos centros de producción en la Unión Europea; unos proyectos en los que, añadió, «habrá dinero público».

Fuente: La Voz de Galicia