Boardfy, la mejor startup gallega, ultima su desembarco en EE.UU.

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

La viguesa Boardfy pone una piedra más en su proceso de expansión. La plataforma de monitorización de precios online, que cumple en 2018 su tercer año en activo, se alzó con el premio a mejor startup gallega, con el que el Cluster TIC Galicia reconoce la innovación de la empresa y el fuerte crecimiento de su volumen de negocio, que creció a un ritmo superior al 20% el año pasado.

"Premios como este son un reconocimiento al trabajo de todo el equipo y dan mucha moral para seguir trabajando como leones", comenta el cofundador y CEO de la empresa, Fernando Gómez. Ahora, tras haber ganado suficiente masa crítica de clientes y con el músculo financiero por la ronda de financiación de 233.000 euros captada el pasado verano, ultima los detalles para su desembarco al otro lado del Atlántico.

"Iniciaremos nuestras actividades en Estados Unidos y México en el segundo trimestre de este año", adelanta Gómez. La empresa viguesa dará así el salto al mercado americano, más maduro que el español en el apartado de ventas online, y donde los vaivenes de compras durante los periodos vacacionales son menos acusados. Para su aventura fuera del Viejo Continente, Boardfy contará con el empujón del crédito concedido por la Empresa Nacional de Innovación (Enisa), que incluyó a la firma viguesa en su selecto grupo de beneficiarios.

En los laboratorios de Boardfy se procesan más de 10 millones de precios del comercio electrónico cada día, a partir de los cuales ofrece servicios para dos tipos de clientes. Por un lado se encuentran los ecommerce, que recurren a las soluciones de la firma viguesa para rastrear los precios a los que ofrece la competencia esos mismos productos.

Además, a diferencia de sus competidores, Boardfy incluye también una herramienta mediante la cual puede ajustar sus precios de manera automática en función de determinados parámetros como el margen mínimo de ganancias por venta. Su desarrollo casi en exclusiva de este concepto ha llevado a que, incluso, la firma sea contratada para trabajar para algunos de sus propios competidores a nivel europeo.

Su otro nicho se encuentra en las marcas que desean conocer a qué precios están vendiendo sus productos estos establecimientos y que ya suponen algo más del 20% de su volumen de negocio. Boardfy aspira a crecer en este segmento en el que ve más potencial de crecimiento.

Desde que en julio recibiese el pulmón financiero con la ronda del Banco Sabadell, la empresa "no ha aumentado tanto el número de marcas clientes como su tamaño. Estamos consiguiendo clientes de cada vez más nivel, que son muy exigentes y eso hace que necesitemos a más gente", reconoce Gómez. El cofundador de Boardfy subraya que la compañía valora incorporar a "dos personas" para su sede central, que se ha trasladado de Porto do Molle al centro de Vigo, donde cuenta con ocho trabajadores, y otra para Barcelona, donde cuenta con dos personas trabajando en el área comercial.

(Fuente: Faro de Vigo)