La biotech de Tecnópole Origo Biopharma cierra una ronda semilla de 2,3 millones de euros

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

La empresa biotech de Tecnópole Origo Biopharma, que centra su actividad en el desarrollo de fármacos para el tratamiento de la fibrosis, viene de cerrar una ronda semilla de 2,3 millones de euros. La ronda ha sido liderada por Asabys Partners, desde su vehículo Sabadell Asabys, y cuenta con la participación de XesGalicia, sociedad gestora de entidades de capital riesgo de la Xunta de Galicia, y otros inversores ya existentes en la compañía.

Con esta inyección de capital, la biotecnológica cubre las necesidades financieras para completar el desarrollo preclínico e iniciar los primeros estudios clínicos con su medicamento para el tratamiento de pacientes con fibrosis asociada a la enfermedad de Crohn, así como avanzar sus programas en fibrosis pulmonar idiopática y en cáncer colorrectal.

La compañía, con sede en el Parque Tecnolóxico de Galicia, fue fundada en 2017 por GalChimia (liderada por su CEO y fundadora, Carme Pampín) y por Julio Castro (fundador y CEO de Palobiofarma). En 2019 la compañía incorporó a Ramon Bosser como CEO y accionista.

Origo Biopharma desarrolla fármacos inhibidores de TGF-beta, una diana terapéutica ampliamente validada en el campo de la fibrosis y de la inmunoncología, con una tecnología novedosa que permite evitar los efectos adversos asociados a la inhibición de esta diana y que tradicionalmente han frenado el desarrollo de esta clase de fármacos.

Sólo en los 5 principales países europeos (Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y España) el coste de la enfermedad de Crohn y de la fibrosis pulmonar idiopática es de más de 1.800 millones de euros al año. Existe una gran necesidad médica en el tratamiento de la fibrosis: no existe ningún tratamiento aprobado para la fibrosis gastrointestinal y el 75% de los pacientes con enfermedad de Crohn avanzada necesitan cirugía debido a la fibrosis. Los fármacos aprobados para el tratamiento de la fibrosis pulmonar idiopática tienen un efecto muy limitado y la supervivencia media de los pacientes afectados es de entre 2 y 5 años. Además de su forma idiopática, la fibrosis del tejido pulmonar es una de las secuelas que más preocupan a los neumólogos en los pacientes que han sufrido infección grave por covid-19.

Esta inyección de capital permitirá a Origo Biopharma completar el desarrollo preclínico regulatorio de su fármaco para fibrosis gastrointestinal y realizar los primeros ensayos clínicos orientados al desarrollo en pacientes con fibrosis asociada a enfermedad de Crohn, así como avanzar en el desarrollo preclínico de su molécula para el tratamiento de la fibrosis pulmonar idiopática. Se prevé iniciar los primeros estudios clínicos en 2021.

Fuente: Tecnópole