Avance clave en el hallazgo de nuevos fármacos para evitar los temidos trombos

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

Un novedoso estudio del Centro Singular de Investigación en Medicina Molecular y Enfermedades Crónicas (CiMUS) supondrá un antes y un después en la identificación de fármacos antitrombóticos, que reducen el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, un accidente cerebrovascular y una obstrucción de las arterias y venas, ya que evitan que se formen coágulos de sangre o que éstos aumenten de tamaño. 

Investigadores del CiMUS, de la Universidade de Santiago, han descifrado el mecanismo y las proteínas clave para la activación de un receptor de plaquetas (CLEC-2); fundamental en el mantenimiento de la integridad vascular, lo que supone un gran paso para identificar fármacos antitrombóticos. 

El grupo Platelet Proteomics del CiMUS lidera este estudio publicado en la revista Thrombosis and Haemostasis, que además ha ilustrado la portada, y que analiza cómo se activa el receptor C-type lectin-like receptor-2 (CLEC-2), clave en la integridad vascular y desarrollo de los vasos linfáticos embrionarios; así como en metástasis hematógenas mediadas por plaquetas. Este receptor juega un papel menor en la hemostasia -la detención de una hemorragia- pero contribuye a la estabilización del trombo; un proceso que es clave en el desarrollo de eventos isquémicos asociados a la activación indeseada de las plaquetas. 

Según explica el investigador del CiMUS y último firmante del estudio Ángel García, "este estudio investiga en detalle el mecanismo de activación de este receptor de plaquetas para así poder identificar qué proteínas son claves en dicha activación. Esto ha sido posible gracias a una combinación de análisis fosfoproteómicos, bioquímicos y funcionales a nivel de las plaquetas sanguíneas". 

De esta manera, se ha averiguado cómo se "orquestan" los eventos intracelulares más relevantes asociados a la activación de CLEC-2. "Esto contribuirá a desarrollar una mejor estrategia para la identificación de fármacos capaces de inhibir los mecanismos de activación de CLEC-2 y que se pudieran probar en la práctica clínica como antitrombóticos", indica. 

Precisamente, la identificación y el desarrollo de estos fármacos es la base de todo el trabajo del grupo de la USC dentro de un proyecto europeo. 

Fuente: El Correo Gallego