La automoción frena el desplome de exportaciones por el Covid-19 y lidera el negocio exterior gallego

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

Galicia incrementó por encima del 200% sus ventas en mayo a Suecia y Malta, un total de 38,1 y 8,2 millones de euros respectivamente, por el tirón de los productos petrolíferos. Y hasta ahí las subidas. Los dos mercados son pequeños granos de arena en el enorme desierto por el que transita el comercio exterior por culpa de la crisis global provocada por el coronavirus. El resto de los grandes destinos de los productos fabricados en la comunidad arrojan de nuevo grandes números rojos, aunque suavizados tras el desplome del 56,2% registrado en abril. En mayo, coincidiendo con el control de la pandemia y el camino hacia la “nueva normalidad”, las exportaciones gallegas alcanzaron los 1.002 millones de euros, lo que supone una reducción del 48,6%.

La excesiva concentración en el territorio comunitario y el peso dominante del textil y la automoción pasan factura a la región, que supera en más de 14 puntos el retroceso en el conjunto de España (24,5%). Los dos sectores tractores en Galicia se recuperan, sin embargo, a velocidades muy distintas. Mientras el textil sufre otra vertiginosa bajada interanual del 83%, el motor reduce a la mitad su descenso (48%).

El importe de las ventas de la automoción gallega a otros países rozó los 204 millones de euros en mayo después de multiplicar por cinco el raquítico volumen de exportaciones de abril. La fabricación de coches se convierte en la actividad más exportadora del mes (20,4%) y también en lo que va de ejercicio. El acumulado en este extraño 2020 ronda los 1.742 millones, un 14,8% menos que en el mismo periodo de 2019, según los datos publicados por la Secretaría de Estado de Comercio y el Instituto Galego de Estatística (IGE).

El primer puesto del comercio internacional de la comunidad era cosa del textil en estos últimos años. Pero la crisis del Covid-19 está impactando con muchísima fuerza en el negocio de la moda mundial. El capítulo de prendas de vestir se hunde un 85%. Apenas 86 millones de euros, por debajo incluso del mínimo de abril (91,3 millones). Entre enero y mayo, la exportación de ropa made in Galicia alcanza los 1.105 millones de euros tras un recorte del 46,2%.

Impulsada por el auge del consumo en los hogares durante el confinamiento, la industria agroalimentaria sigue dando las escasas buenas noticias del comercio exterior en Galicia. La conserva, sobre todo la de pescados, sigue imparable: 75,4 millones de euros en mayo tras un alza del 6,1% y 367 millones en los cinco primeros meses del ejercicio actual (un 18,2% más). Crece igualmente con fuerza la leche (un 31,4% en mayo, con 17 millones de euros), los zumos y extractos vegetales (81%), las bebidas (6,4%) y los residuos ligados al sector (15,7%).

Las otras dos subidas destacadas vienen de parte del metal, con un incremento del 8,5% en las manufacturas de fundición, hierro y acero (22,3 millones de euros); y de aparatos ópticos y médicos (3,3 millones, un 53,8%). Los productos frescos del mar siguen a la baja (casi un 38% de caída, con 82,3 millones de euros); un 26,3% (26,2 millones) disminuyeron las exportaciones de piedra; y un 28% el aluminio (39,8 millones).

Fuente: Faro de Vigo