El área sanitaria de Ourense abrirá después del verano una convocatoria de ideas para su living lab que será dinamizada por Tecnópole

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

El laboratorio viviente o living lab del área sanitaria de Ourense abrirá después del verano un proceso de recogida de ideas susceptibles de ser incorporadas a la práctica asistencial y comercializadas, según explicaron los responsables de innovación del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) durante el último desayuno tecnológico. El director de Tecnópole, Ricardo Capilla, señaló la voluntad del parque de actuar como enlace de las empresas con el living lab y dinamizar esta convocatoria.

El gerente del CHUO, Julio García Comesaña, explicó que el hecho de que Galicia, y en particular Ourense, sea un entorno marcado por el envejecimiento poblacional representa una amenaza en muchos aspectos, pero ha de ser contemplado como una oportunidad para posicionarnos como un foco de innovación a nivel internacional.

El 30% de los habitantes de la provincia de Ourense tiene más de 65 años, lo que representa una población muy elevada de pacientes pluripatológicos complejos que necesitan monitorización para minimizar los episodios agudos. Muy relacionado con esto, en el área sanitaria de Ourense el 30% de los ingresos hospitalarios entran por urgencias, mientras que en el resto de Galicia la media asciende al 15%, lo que demanda herramientas nuevas que permitan una intervención más precoz, es decir, que permitan un mayor control de los pacientes en sus casas o en su entorno más próximo para reducir el número de hospitalizaciones.

En este contexto, García Comesaña animó a las empresas gallegas a plantear “cualquier solución que penseis que puede aportar valor, teniendo en cuenta que nosotros contamos con el entorno real en el que poder adaptarla y probarla”. Por su parte, Ricardo Capilla puso Tecnópole a disposición del proceso para actuar como nexo de unión con las empresas, identificando y dinamizando propuestas que puedan incorporarse al living lab.

De la robótica a la monitorización remota

La directora de Procesos con Ingresos del Área de Xestión Integrada de Ourense, Verín e O Barco de Valdeorras, María Concepción Alonso, explicó que el living lab liderado por el CHUO es un ecosistema de innovación abierta centrado en un enfoque de co-creación sistemático, con el fin último de aumentar la calidad de vida de los pacientes. Su prioridad es integrar a universidades, centros de investigación, empresas y Sergas para colaborar en soluciones basadas en la innovación y la transferencia de conocimiento enfocadas a la atención integral, las infraestructuras, la calidad asistencial y la gestión eficiente de los recursos.

Todas las propuestas tanto de nuevos productos tecnológicos como de formas novedosas de organizar los servicios al paciente tienen cabida en el proceso que se abrirá en el segundo semestre del año. Una vez recogidas, las ideas se someterán a un proceso de selección, desarrollo y testado con el fin último de implantarlas en la práctica asistencial y comercializarlas.

La monitorización remota de pacientes, el control de satisfacción, la robótica, los nuevos materiales o la impresión 3D son ámbitos que ya se están explorando, según explicó Alonso.

Los resultados obtenidos serán compartidos en el marco de las redes de living labs a nivel europeo, lo que abre esta ventana de oportunidad de las empresas gallegas al ámbito internacional. La colaboración de Tecnópole en la iniciativa se enmarca en su programa de actuaciones para promover la internacionalización del tejido empresarial gallego a través de su participación como entidad de referencia de Galactea Plus, el nodo de la European Enterprise Network (EEN) en el noroeste peninsular.

(Fuente: Tecnópole e CHUO)