Una aplicación del Sergas y la USC predice la evolución de enfermos de coronavirus

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

Una mujer de 55 años que fuma, tiene obesidad y padece hipertensión que haya recibido un diagnóstico positivo en Covid por PCR y se encuentre en seguimiento domiciliario tiene un 23,18% de riesgo de precisar hospitalización, un 2,4% de ingreso en la unidad de cuidados intensivos y un 0,58% de llegar a fallecer. Para un varón de 60 con insuficiencia cardíaca y obesidad el riesgo de tener que acabar en una cama de hospital se eleva al 48 por ciento y también aumentan las expectativas de tener que recurrir a la UCI, hasta el 8,29%, y de morir, hasta el 2,23%. Son un par de ejemplos extraídos de la aplicación on line galCovid, una herramienta desarrollada por un equipo multidisciplinar del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS) –USC y Sergas– formado por médicos, epidemiólogos y bioestadísticos.

En la página de la aplicación, sus autores explican que “las manifestaciones clínicas de los pacientes con Covid-19 varían desde una posible infección asintomática hasta la neumonía, que puede derivar en un síndrome de dificultad respiratoria aguda, insuficiencia multiorgánica y, en última instancia la muerte”. Aclaran que en torno a ocho de cada diez casos notificados tienen síntomas leves, pero entre un 15 y un 20% restante deriva en una neumonía grave que provoca la muerte a entre el 1 y el 5% de casos.

A partir de dos estudios sobre la enfermedad, los investigadores explican que proponen dos calculadoras para “predecir la evolución” de la dolencia en un escenario de PCR positivo en seguimiento domiciliario y en otro ya de hospitalización. En el primero, calculan el riesgo de tener que ser ingresado en planta, en la UCI y la muerte y tienen en cuenta para ello edad, sexo y comorbilidades crónicas, como diabetes, obesidad, hipertensión, EPOC o asma, entre otras, ofreciendo los resultados para cada posible situación encuadrados en tres niveles de riesgo –bajo, intermedio o alto– según el dato del porcentaje resultante.

La segunda, la calculadora de hospitalización, “predice” el progreso de la enfermedad en un paciente ya ingresado hacia tres supuestos: UCI, ventilación mecánica invasiva y muerte, y lo hace partiendo de cinco “predictores” que se determinan en las 24 horas posteriores al ingreso en planta: edad, diabetes, recuento de linfocitos, saturación de oxígeno y pH en sangre.

La investigación, en la que ha colaborado el Comité Español de Matemáticas, ha sido financiada por el Instituto de Salud Carlos III y ha sido posible, como indican en su página los autores, gracias a la Xunta, que, explican, ha facilitado datos anónimos de los pacientes. Como “descargo de responsabilidad”, en la web explicitan que “esta aplicación no debe considerarse un consejo médico”, sino que la información que contiene está destinada “únicamente a fines educativos y de investigación científica”.

“La información proporcionada no sustituye en ningún caso la atención médica y nunca debe sustituir al consejo de su médico u otro profesional sanitario, ni utilizarse como alternativa a una consulta médica”, avisan.

Fuente: Faro de Vigo