Anticiparse al virus y prever sus secuelas

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento

Científicos gallegos de la Fundación Biomédica Galicia Sur, de la Fundación Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela y de la Fundación Profesor Novoa Santos impulsarán, entre 2020 y 2021, una decena de proyectos de investigación vinculados a la covid-19, con los que pretenden “anticiparse” al virus, “conocer” su estructura, y prever sus secuelas, entre otros objetivos. Se trata de iniciativas que han sido seleccionadas en el programa de ayudas de la Xunta Traslaciona covid-19, y que recibirán subvenciones que suman medio millón de euros. Así, esta ayudas, canalizadas a través de la Axencia de Coñecemento en Saúde, persiguen impulsar la investigación traslacional (que se traduzca de forma eficaz y rápida en aplicaciones clínicas y redunde en beneficio de la salud) relacionada con la prevención, diagnóstico y tratamiento de esta infección.

Al amparo de esta convocatoria, se desarrollarán estudios en los ámbitos de la inmunoterapia con plasma, análisis genómico del virus, estudio de secuelas, diseño de modelos de infección, o tecnologías de desinfección para reutilizar los equipos de protección individual (EPIs).

El director científico del Instituto de Investigación Sanitaria Galicia Sur, José Ramón Fernández Lorenzo, ha subrayado que la investigación “solo tiene un sentido, que es mejorar la vida de las personas”, y ha señalado que los proyectos pretenden aumentar el conocimiento sobre este coronavirus, para poder “anticiparse”, prever su comportamiento, y las secuelas de la enfermedad.

Al margen de las iniciativas seleccionadas para este programa, son muchos los investigadores de instituciones gallegas que, desde hace meses, centran sus esfuerzos en conocer este virus, con decenas de proyectos que los sitúan “al mismo nivel” que los científicos europeos. Uno de los proyectos que se desarrollarán, ‘SARS-CoV-2. Inmod’, coordinado por Benito José Regueiro (del departamento de Microbiología del área sanitaria de Vigo), pretende establecer un modelo de infección de este virus realizando un seguimiento durante 9 meses a un centenar de pacientes que han dado positivo en las pruebas PCR.

Por su parte, el investigador Antonio Salas Ellacuriaga y su equipo, de la Fundación Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela, se centrarán en estudiar la variabilidad genómica del virus y en la creación de una plataforma web para su análisis. Ello permitirá predecir rebrotes, trazar el origen de nuevos casos y estar mejor preparados ante futuras nuevas olas.

Mientras, el equipo de David Posada González (del Centro de Investigaciones Biomédicas de la Universidad de Vigo y con colaboración microbiólogos de todas las áreas sanitarias y de científicos de todas las universidades), se centrará en diseñar una plataforma de monitorización en tiempo real del virus en Galicia. De este modo, usando herramientas genómicas y el análisis masivo de datos, se podrá averiguar cuántos casos nuevos se importan o provienen de transmisión local.

Los esfuerzos de los científicos también se centran en la búsqueda de biomarcadores asociados a complicaciones de la enfermedad. En ese ámbito se enmarca el proyecto Mito-covid-19, que dirige el doctor Francisco J. Blanco, del Grupo de Investigación de Reumatología del Instituto de Investigación de Biomédica de A Coruña, de la Fundación Profesor Novoa Santos, y que pretende predecir el riesgo de los individuos de contraer la infección y prever la gravedad de la misma.

En esta convocatoria de ayudas también se han seleccionado proyectos sobre tratamientos de la infección, como el de la doctora Marisa Crespo, del Grupo de Investigación de Insuficiencia Cardíaca del mismo instituto, que evaluará la influencia del tratamiento con estatina (un fármaco para el colesterol) en pacientes con coronavirus. También se continuará el estudio realizado en el área sanitaria de Vigo, a cargo de la investigadora de Hematología, Carmen Albo, sobre el uso de plasma de donante curado. Y otros grupos de investigación centrarán sus esfuerzos en conocer las secuelas de la infección, como el programa SeguiCovid, coordinado por Alberto Fernández Villar.

Fuente: El Correo Gallego