Anfaco construirá un centro de tecnologías avanzadas de investigación para la industria marina y alimentaria

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

El Centro Nacional Técnico de Conservación de Productos de la Pesca, Cecopesca, brazo de I+D+i de la patronal conservera Anfaco, está a punto de convertir en realidad uno de sus proyectos más ambiciosos y largamente acariciados: la construcción de un centro de tecnologías avanzadas de investigación para la industria marina y alimentaria.

El objetivo, según sus responsables, es dar respuesta a las necesidades de las empresas, que precisan ser cada vez más competitivas para garantizar su supervivencia. “Nos permitirá dar un salto cuantitativo y cualitativo a la hora de abordar nuevos proyectos de investigación”, afirma el secretario general de Anfaco, Juan Vieites.

De dicho salto no solo se beneficiará la industria marina, sino también la agraria y la alimentaria en general, ya que ampliará su vitola de excelencia a estos dos últimos campos.

El futuro edificio tendrá una superficie de 5.800 metros cuadrados repartidos en seis plantas (dos sótanos) y está presupuestado en 8,4 millones de euros euros, de los que 2,4 millones corresponderán al instrumental, “el más sofisticado del mercado”, según Vieites. De hacer frente a la factura se encargarán la UE, a través de los fondos Feder (70%), y la Xunta (30%). La previsión es inaugurarlo en el 2015.

Según los responsables de Anfaco, el centro convertirá a Galicia en un referente internacional en investigación avanzada en el campo de la industria marina y alimentaria. Añaden que no será menor el impacto en términos científicos. “Permitirá aumentar de forma notable la capacidad investigadora y la generación y transferencia de conocimiento y tecnología al tejido empresarial”, dicen.

En la actual coyuntura laboral, la puesta en marcha del centro llevará aparejado otro aspecto no menos importante: el del empleo. Los 85 investigadores que ahora trabajan en Anfaco no serán suficientes para atender todos los campos que se quiere abordar. “Necesitaremos al menos un centenar de científicos”, sostiene Vieites.

Recuerda el secretario general de Anfaco que la industria marina y alimentaria es uno de los motores de la economía gallega, a la que aporta el 11% del PIB. En la comunidad, el sector suma un total de 2.525 empresas, que emplean a 28.600 personas y que el pasado ejercicio generaron unas ventas netas de 6.748 millones de euros, de los que 1.910 corresponden al sector de transformación de productos pesqueros, lo que representa el 28,30% del total y el 54% de toda la industria española.

(Fuente: La Voz de Galicia)