Airbus cierra un megacontrato de 430 aviones del que participará Coasa

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Airbus anunció hace unos días el mayor contrato de su historia: 430 aviones encargados por el fondo estadounidense Indigo Partners. Un pedido valorado, a precio de catálogo –los constructores suelen ofrecer descuentos por volumen–, en 42.000 millones de euros que dejará una jugosa pedrea en Galicia.

Fuentes del sector aeronáutico gallego dan por segura la participación de la ourensana Coasa (con sede en Tecnópole) y de sus filiales en ese megacontrato, aunque de momento es pronto, dicen, para concretar cuál será la contribución concreta que tendrán las industrias de la comunidad.

Los modelos encargados pertenecen a la familia del A320 Neo, un aparato en el que Coasa (filial gallega del grupo Aernnova) tiene gran implicación, ya que fabrica dos importantes componentes: las puertas del tren de aterrizaje –a diferencia del A330 Neo, donde el 100 % de las unidades se fabrican en Galicia, en el A320 Neo solo el 25 % se producen en Galicia, y el resto en otras plantas del grupo– y los spares del estabilizador horizontal.

El pedido, firmado durante la feria de aviación de Dubai, supone un impulso para Airbus en un momento de serias turbulencias para el grupo, involucrado en varias investigaciones por corrupción, alguna de las cuales ha llegado ya a los tribunales, que podrían derivar en multas millonarias, poniendo incluso en riesgo, según algunos analistas, el futuro del consorcio. De ahí la importancia del contrato, que supera todos los pedidos recibidos por Airbus durante este año (288 aparatos) y que le permite superar a su gran rival, la estadounidense Boeing, que hasta octubre había recibido encargos de 605 aviones, por los 718 que alcanza ya el grupo europeo.

“Es un éxito aplastante para Airbus”, se felicitó Fabrice Bregier, director general delegado de la compañía, que destacó que el pedido confirma el tirón comercial del A320, uno de los modelos más vendidos de la historia de la aviación, con más de 13.700 aparatos entregados o en cartera de pedidos, 5.200 de ellos de la versión más moderna, la Neo, que incorpora unos motores más eficientes y unos dispositivos en los extremos de las alas que mejoran su aerodinámica, con lo que se reduce el consumo de combustible en un 20%. Cifras que superan ampliamente las del 737 Max, el modelo rival de Boeing, del que se han encargado poco más de 4.000 unidades (225 de ellas en un contrato con FlyDubai anunciado también esta semana).

Nueve años de carga de trabajo

Con este macrocontrato, Airbus tiene carga de trabajo garantizada para al menos nueve años, con 7.000 aviones en cartera. Las 430 aeronaves encargadas por Indigo Partners se distribuirán entre las cuatro aerolíneas participadas por el fondo estadounidense: la estadounidense Frontier Airlines, la chilena JetSmart, la mexicana Volaris y la húngara Wizz Air.

Además, Airbus anunció en Dubai la confirmación de un pedido de 90 A320 Neo para la compañía de alquileres CDB Aviation Lease Finance, con sede en Dublín, por valor de 5.100 millones dólares. El fabricante europeo también trabajaba en la firma de otro contrato importante, de más de treinta superjumbos A380, con Emirates, pero este no se concretó y se sigue negociando.

(Fuente: La Voz de Galicia)