AIMEN y USC patentan un escáner para localizar posibles defectos en la automoción

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

Investigadores del Centro Tecnológico AIMEN y de la Universidade de Santiago de Compostela (USC) han desarrollado un novedoso escáner que permite detectar posibles defectos en el interior de cualquier pieza. De este modo, se podrá aplicar en sectores como el automóvil, la construcción naval e incluso en la restauración de arte.
 
El dispositivo utiliza la tomografía axial computerizada (TAC), que facilita la localización precisa de posibles problemas dentro de un objeto. También permite la metrología y el dimensionamiento de las piezas, especialmente en aquellas que representan geometrías complejas y en las que otros tipo de ensayos no son suficientes.
 
Hace algunos años, el centro tecnológico AIMEN detectó la necesidad de aumentar la capacidad de inspección no destructiva de forma radiográfica. Contactó entonces con la USC y, a partir de ahí, se fue desarrollando la idea. 
 
Una imagen tomográfica representa diversas ventajas, como mostrar la estructura interna de la pieza, diferenciar distintos tipos de materiales y cuantificarlos geométricamente. La implementación de este nuevo sistema abre un nuevo campo en la inspección de ensayos no destructivos. Sus responsables destacan las posibilidades que ofrece para las empresas de componentes (para los ensayos de nuevos productos) del automóvil, de construcción naval e incluso para la restauración de obras de arte. 
 
El centro tecnológico gallego también participa en un proyecto de la Unión Europea destinado a la reparación de grietas en buques, plataformas, grúas y puentes. Junto a otras empresas europeas, desarrolla una nueva tecnología a partir de la utilizada en la industria aeroespacial, que se basa en el empleo de parches de materiales compuestos (como fibra de carbono). Servirá para el arreglo de estructuras de acero marinas y civiles, que permiten reducir los costes de la reparación y aumentar la vida útil de la pieza.
 
(Fuente: Spain Technology)