Aimen participa en un proyecto para transformar autómatas convencionales en robots colaborativos

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento
Convertir un robot industrial convencional en un robot colaborativo o cobot. Éste es el objetivo del proyecto ROBERTO, en el que participa el Centro Tecnológico Aimen: crear un sistema integrado que permita transformar cualquier robot industrial en un cobot que pueda trabajar en entornos de trabajo compartido de forma segura.

Los prototipos resultantes se validarán en fábricas de las industrias de automoción y metalmecánica (Grupo Copo e Izmar). La iniciativa está enmarcada en el Programa FEDER-Innterconecta 2016 y cuenta con un presupuesto de 1,65 millones de euros.

Con este proyecto se busca otorgar a los robots industriales, con gran capacidad de carga y que alcanzan altas velocidades, las capacidades propias de los robots colaborativos, es decir, la posibilidad de trabajar de forma segura en entornos compartidos, evitando colisiones con el operario y colaborando con él a pie de fábrica. Con ello se ofrece una solución innovadora a la industria, que demanda nuevas metodologías de producción a medida mediante sistemas robotizados flexibles, con una rápida capacidad de adaptación a diferentes productos y procesos.

En el marco de la iniciativa se desarrollarán nuevas soluciones tecnológicas en sistemas de seguridad activa multinivel, desarrollando novedosos sensores para detectar y localizar operarios, con la finalidad de utilizar robots industriales en espacios compartidos; metodologías de programación rápidas e intuitivas; y herramientas sensorizadas multifuncionales que se adapten a las nuevas necesidades de producción flexible en lotes cortos.

Con la implantación de la tecnología desarrollada se espera un significativo incremento de la flexibilidad de la línea de fabricación, reducir costes en ingeniería y componentes, disminuir los costes laborales asociados a tareas repetitivas y acortar los tiempos en los que los operarios están expuestos a operaciones no ergonómicas.

Aliados en I+D+i

El proyecto ROBERTO está liderado por DGH, la primera empresa española en implantar un sistema basado en robótica colaborativa en automoción en España. En el consorcio participan, además, las empresas Ontech (especializada en el desarrollo de sistemas de sensorización avanzada), I3TE (dedicada al desarrollo de electrónica industrial para localización y predicción de movimientos), Itera (experta en la realización de herramientas multifuncionales), Grupo Copo (especializada en la fabricación de espumas y tejidos para el sector de automoción) e Izmar (dedicada a la transformación metálica para diversos sectores industriales).

Aimen dará soporte en el diseño del sistema de seguridad multinivel y la integración de todo el software en la arquitectura de control del robot.

(Fuente: Faro de Vigo)