Agroamb amplía instalaciones para triplicar su producción

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Próximos Eventos

No hay eventos por el momento
Agroamb, grupo líder en Galicia en la valorización de residuos biodegradables para fertilización de suelo agricola y forestal, ha comenzado ya las obras de ampliación de sus instalaciones técnicas, situadas en el lugar de Ponte de Outeiro, en Castro de Rei (Lugo), para poder cubrir la demanda que tiene. La empresa cuenta también con un centro de trabajo en Tecnópole.
 
En un plazo de 18 meses está prevista la finalización de estas obras, que supondrán para la empresa disponer de 8.000 metros cuadrados más (que se sumarán a los 5.000 con los que cuenta en la actualidad) para poder mejorar el proceso, elaborar otras líneas de producción y ampliar el almacenaje del abono que después se destinará a la fertilización de los campos”. Según explica Sevetiano Onega, propietario de la empresa junto a su hermano Álvaro, "éste es uno de los tres proyectos previstos para los próximos meses", que requerirá una inversión de dos millones de euros.
 
Agroarnb nació hace doce años como una iniciativa local de empleo y, tras su paso por los viveros de la CEL, llevaron adelante un proyecto que, además de recibir premios y distinciones por parte de diferentes organismos por su cariz medioambiental e innovador, ha conseguido aumentar su volumen de empleados hasta los 40 y su facturación hasta llegar a los 6.416.918 euros, siempre con un incremento importante año a año, desde 2006.
 
Este aumento de la facturación ha sido correlativo con el volumen de producción, que ha tenido mucho que ver con la aceptación del agricultor de este sistema, que además de mejorar los resultados sobre todo en cultivos forrajeros, es un método mucho más económico y respetuoso con el medio ambiente.
 
Severiano Ónega explica que los residuos que tratan proceden en su mayoría de estaciones depuradoras e industrias, como las de alimentación (conserveras, lácteas, cárnicas y vitivinícolas, entre otras), papel y tableros. El 5O% de lo recogido se aplica directamente (una vez tratado), pero el resto se almacena, ya que la fertilización de los campos se realiza sólo dos veces al año, en primavera y otoño. Hasta ahora, su lugar de actuación para la recogida se ciñe a Galicia, Castilla-León, Asturias y Norte de Portugal, aunque la aplicación en campo sólo se realiza en las dos primeras comunidades.
 
El crecimiento del grupo ha quedado también marcado por la formación de distintas empresas especializadas: Tresarnb Logística de Contenedores, Trabo Agrícola o Galega y Ónega Ares, a las que se une su participación en la UTE Agroamb-Tresirna. Cada una de ellas se ocupa de la gestión de una de las fases de producción, cerrando de esta manera el ciclo.
 
Otro de los proyectos que acometerá en breve será la elaboración de un fertilizante envasado para su venta siguiendo el sistema de comercialización tradicional. En ello llevan trabajando desde los orígenes de Agroamb.
 
Además, tiene en marcha varios proyectos de investigación con las universidades de Santiago, A Coruña y Vigo, y construirá una planta de biogás para dar valor energético a los residuos.
 
(Fuente: Expansión)