Aerocámaras crea el dron híbrido con más autonomía

Buscar

Suscripción Newsletter

Introducir e-mail

Archivo mensual

Cuatro horas de vuelo y una tecnología puntera "que revolucionará un sector en auge". Así es el dron con mayor autonomía del mundo que llega de la mano de la empresa Aerocámaras, con sede en Tecnópole. La aeronave no tripulada cuenta con un motor híbrido –desarrollado con ingeniería gallega y norteamericana– que combina electricidad y gasolina.

Su creación ha sido "todo un éxito", tal como explica Jaime Pereira, gerente de la compañía, que no oculta su satisfacción ante "un hito que marcará un antes y un después en un sector limitado por unos tiempos de vuelo escasos".

"El desarrollo y comercialización del dron híbrido marca un punto de inflexión, supone un salto cualitativo tanto para los servicios profesionales como para el desarrollo en general del sector", explica Pereira.

El artefacto ha sido desarrollado por la empresa que dirige y cuenta con un sistema único capaz de trasladar hasta cinco kilogramos de peso durante dos horas y media y de volar cuatro horas sin carga. Tras un año de estudio y desarrollo junto a ingenieros estadounidenses, la aeronave ha superado con éxito numerosas horas de vuelo y está preparada para su comercialización, prevista para el próximo mes.

Aerocámaras apuesta por el desarrollo propio de drones después de consolidarse en el mercado de la formación de pilotos como la empresa con mayor número de alumnos (más de 2.000) de España. Desde la compañía consideran que es "vital" superar las barreras para profesionalizar todavía más el vuelo no tripulado.

"A la hora de hacer actuaciones de emergencias, rescates o inspecciones en sectores como electricidad, topografía o agricultura es imprescindible contar con la mayor autonomía de vuelo posible –explica Pereira–. Esto permitiría desplazamientos más largos en cuanto a distancia y afinar todavía más los estudios".

Problemas de autonomía

Hace un par de años, Aerocámaras comprobó que existía un problema con las baterías y la autonomía de los drones. "Imagínate buscar a una persona o un barco con quince minutos de autonomía, apenas eres capaz de peinar un área", subraya el empresario. El proyecto fue cogiendo forma y la empresa buscó partners, que finalmente acabaron siendo ingenieros americanos, para construir un dron completo que ofreciese fiabilidad.

Tras un año de prueba, desarrollo de motores y trabajos enfocados a aligerar peso, medidas adecuadas y estabilizar la nave, Aerocámaras consiguió desarrollar el producto y testarlo con diferentes sensores para que el dron pueda especializarse en subsectores como agricultura de precisión, emergencias, rescate acuático, transporte de mercancías, focos de incendios, seguridad, topografía o localización y búsqueda de desaparecidos, furtivos o bancos de pesca. Las pruebas fueron realizadas en el Pazo de Villamarín, cedido por la Diputación de Ourense, en donde tiene lugar la formación de pilotos.

La empresa ya realiza servicios profesionales enfocados a emergencias, agricultura de precisión o inspecciones técnicas, siendo la primera del mundo en obtener datos en un mismo vuelo con cámara HD, térmica y sensor ultravioleta.

El desarrollo del híbrido supone una mejora en lo que a complementos se refiere, ya que se reduce el coste dedicado a baterías y cargadores, además del esfuerzo que conlleva su transporte. La legislación actual solo permite moverse a 500 metros del dron, pero con el cambio de ley –previsto para este otoño–, se podrán hacer desplazamientos "a 50 kilómetros de distancia para realizar servicios de todo tipo, como rondas de vigilancia, inspecciones, transporte o localización terrestre y marítima, entre otras materias", expone Pereira.

(Fuente: Faro de Vigo)