Tecnópole y la Xunta de Galicia forman en la aceleradora Connect-19 a pymes que puedan contribuir a mitigar las consecuencias de la crisis sanitaria

Tecnópole y la Xunta de Galicia pusieron en marcha el programa Connect-19 para impulsar y fortalecer el acceso al mercado de pymes gallegas que puedan contribuir a reducir el impacto social y económico provocado por la COVID-19. En el marco de este programa se desarrollaron una serie de actividades formativas online. Esta oferta formativa estuvo abierta a cualquier persona interesada, no solamente a las veinte empresas que participan en el programa de aceleración.

El primero de los bloques formativos estuvo centrado en la comercialización, con el objetivo de que las empresas participantes implementen mejoras que les hagan aumentar sus ventas o conseguir sus primeros clientes, en caso de que aún no comercializaran sus productos. El segundo trató sobre marketing y posicionamiento y ofreció las claves sobre cómo fundamentar el modelo de negocio, elegir los canales de distribución o definir la estrategia digital de los productos y servicios contra la COVID-19.

Soluciones innovadoras contra la COVID-19

La aceleradora se puso en marcha en el mes de julio y cuenta con la participación de 20 pymes innovadoras y/o de base tecnológica de toda la comunidad. Se busca que consigan los instrumentos necesarios para adaptar sus soluciones a las nuevas situaciones del mercado, fortalecer su posicionamiento innovador, impulsar la comercialización y el acceso a mercados exteriores y obtener financiación pública-privado.

Entre los proyectos que se están acelerando están productos como máscaras infantiles biodegradables hechas con fibras vegetales, puntos de control de acceso y de temperatura, sistemas de vigilancia de aforo en espacios públicos con drones, un kit sensorial para la detección precoz de la COVID-19, ingredientes cosméticos con capacidad antiviral, una aplicación para la gestión de dietas en hospitales y herramientas orientadas al teletrabajo, entre otras.

Durante cinco meses las veinte empresas beneficiarias están recibiendo asesoramiento individualizado, capacitación comercial y técnica, así como apoyo en la captación de financiación, a través de una hoja de ruta personalizada enfocada a fortalecer el acceso al mercado de cada uno de los proyectos.

Fuente: Tecnópole