El conselleiro de Economía califica Tecnópole como el corazón industrial y tecnológico de Galicia

El conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, participó en el ciclo de desayunos tecnológicos organizado por Tecnópole. En el marco de este encuentro informal con empresarios, Conde aseguró que “Tecnópole es hoy por hoy el corazón industrial y tecnológico de Galicia, con sus 91 empresas desarrollando un ecosistema de innovación muy importante en diferentes sectores, como el aeronáutico, el agroalimentario y el biotecnológico”.

Ver el futuro en clave industria 4.0 fue uno de los retos destacados por el conselleiro ante la treintena de empresarios que se dieron cita en el Parque Tecnolóxico de Galicia para participar en este encuentro de aforo reducido, con el objetivo facilitar el debate. Conde aseguró que la competitividad está en la innovación y también en pensar en global. “Una empresa en Tailandia puede estar diseñando un producto que en cuestión de horas saldrá impreso aquí mismo en 3D”, citó como ejemplo.

Centrado en las fórmulas que la Xunta está promoviendo para impulsar la competitividad empresarial con base en la innovación, el conselleiro afirmó que es imprescindible la colaboración público-privada, incidiendo en que es necesario incrementar el gasto empresarial en innovación.

La innovación abierta, a través de un modelo cooperativo entre empresas y entre empresas y centros tecnológicos y de investigación, es otro de los ejes citados por Conde. “Por ejemplo, el coche autónomo de Citroen tiene su germen en el CTAG, a través de un proyecto FEDER-Innterconecta. Del mismo modo, Citroen quiere desarrollar su modelo de fábrica 4.0 en la factoría de Vigo y lo va a hacer en colaboración con el CTAG. La innovación de puertas para adentro se terminó y el papel de la Xunta es impulsar este nuevo modelo de innovación abierta”, expuso.
 
En este mismo ámbito, citó las unidades mixtas promovidas por la Xunta para atraer grandes empresas que colaboren con centros de conocimiento gallegos y la Civil UAVs Initiative, que está generando, mediante una iniciativa inédita en España, un polo tecnológico alrededor de la tecnología de los sistemas aéreos no tripulados para aplicaciones civiles.

Sobre el ámbito del empleo, destacó las inminentes ayudas públicas para aquellas empresas que formen un mínimo de 50 trabajadores con compromiso de contratación. “La Xunta pagará el 100% de la formación y esta medida se dirige no sólo a las grandes empresas, sino también la pymes que se asocien entre ellas”, precisó.

Según el conselleiro de Economía, la compra pública innovadora, dirigida a que la administración funcione como cliente lanzador de innovaciones que se traducen en mejoras en la prestación de los servicios públicos, marcará de manera indiscutible el futuro. “Hay que ser creativos para lograr que las empresas pequeñas, que son la mayoría en Galicia, entren en estos procesos competitivos con posibilidades de éxito”, destacó. En el caso de la Civil UAVs Initiative, se asumió la necesidad de contar con empresas grandes punteras, pero se pidió una inversión fuerte de estas multinacionales en Galicia y se incentivó la contratación de pymes y la colaboración con centros de conocimiento gallegos.

Cultura de la innovación

Después del desayuno con empresarios, el conselleiro de Economía visitó a los participantes en el único campamento tecnológico de verano que se celebra en Galicia. Los Tecnópole Technological Workshops (T2W) reúnen desde la semana pasada a un grupo de 38 chicos y chicas de 12 a 18 años que trabajan en proyectos de innovación en el marco de un programa de actividades que combina el aprendizaje con la diversión.

“El T2W es una nueva oportunidad de trasladar la cultura de la innovación a los más jóvenes. El Parque Tecnolóxico es una referencia en este campo, con las Aulas Tecnópole, la Galiciencia, los talleres de robótica y este campamento de verano”, valoró Conde.

Durante el recorrido, pudo conocer proyectos como la aplicación móvil creada por dos chicos de 13 años para compartir ideas o un órgano de música desarrollado con cubetas de agua y electrodos.
 
(Fuente: Tecnópole)