Sun Seat, la toalla-tumbona elegida producto del año por los portugueses

El pasado mes de enero Sun Seat fue elegido por los consumidores lusos “Producto del Año 2014” en Portugal. Ahora, tres emprendedores valencianos se encargarán de su distribución por las costas españolas, incluyendo las islas Canarias y Baleares. Esperan distribuir alrededor de 20.000 unidades en tan solo dos meses en nuestro país.

La idea es sencilla: una toalla cien por cien algodón y dos estacas de madera de pino. Un nuevo concepto de toalla que se transforma en una confortable tumbona, ya que las estacas clavadas en la arena sirven de base para convertir parte de la toalla en un cómodo respaldo.

Un producto fabricado íntegramente en Portugal y patentado para Europa, especialmente concebido para playas de arena y que ofrece comodidad con calidad sin olvidar el diseño (en España se distribuirán 16 modelos). Esta  moderna “chaise longue de playa”, con unas dimensiones de 175x80 cm, es ligera, funcional y fácil de transportar.  

Cómo surgió la idea

Dos jóvenes emprendedores portugueses, Pedro Ravara y Francisca Falcão, se plantearon en el verano de 2012 buscar una solución para aliviar las posturas incómodas en la playa y poder disfrutar de un libro, observar el mar, beber y comer,  charlar con los amigos o incluso dormir, sin necesidad de llevar una silla o apoyar los codos. Ante esto, pensaron cómo lograr que una toalla tuviera respaldo para espalda y para la cabeza, pero que a la vez fuera práctica y cómoda. Lo consiguieron.

Respeto medioambiental

La toalla tiene el certificado Oeko-text (un sistema de análisis y certificación independiente para productos textiles que acredita que para su fabricación no se han utilizado sustancias nocivas para la salud y que se han realizado procesos de producción respetuosos con el medioambiente). Así mismo, las estacas están fabricadas de madera de pino sin ningún tratamiento químico.

Producto del año 2014

Producto del Año 2014 es el único certamen donde los consumidores eligen, mediante su voto directo, los productos de consumo más innovadores del año, así como el esfuerzo que realizan las marcas, y sus equipos de marketing, en materia de innovación.

Fue creado en Francia en 1987 con el objetivo de ofrecer al consumidor la oportunidad de ser el auténtico protagonista a la hora de elegir ‘Los Productos del Año’, y buscando que su opinión no sólo se limitase al lineal del supermercado. Actualmente se celebra en 32 países en todo el mundo con la misma metodología.

La idea dio paso a una startup

Esta gran idea planteada en 2012, dio paso en apenas un año a la creación de la startup Origama, 100% portuguesa. Pedro Ravara y Francisca Falcão decidieron emprender para hacer frente a la coyuntura económica, recreando la vida al aire libre, reinventando hábitos de compartir y la armonía de las personas con la naturaleza. Por un lado reformulando productos ya existentes, como bolsos o sombrillas, dándole un nuevo diseño y sofisticación. Por otro, desarrollando nuevos productos que destaquen por la conveniencia de uso y confort.

Sun Seat, principal producto de Origama

La toalla tumbona sigue siendo la gran apuesta de Origama cuyo volumen de exportaciones supuso el 20% el año pasado. Además del mercado portugués y español,  prevé introducir el producto en el resto de Europa y Estados Unidos, junto con el lanzamiento de una gama completa de productos y accesorios para disfrutar del verano con una nueva forma de vivir la playa.

www.origama-inc.com

(Fuente: Diario de Noticias)