La bombilla más eficiente del mundo

En un planeta con recursos cada vez más limitados y un delicado medio ambiente, resulta esencial favorecer todas aquellas acciones encaminadas al ahorro energético.
 
Bajo esta filosofía, el Departamento de Energía de los Estados Unidos (DOE), celebra desde hace tres años un concurso en el que los principales fabricantes de productos de iluminación del país compiten por desarrollar nuevos dispositivos, más eficientes y avanzados tecnológicamente, que permitan dicho ahorro para hogares e industrias. 
 
Se trata del prestigioso L-Prize. Los ganadores de la edición 2011 acaban de ser anunciados en Washington, tal y como podemos leer en la bitácora Medioambiente.org. Una de las tres categorías de las que se compone el certamen, planteaba a los participantes un difícil reto: fabricar una bombilla de alto rendimiento que fuese capaz de reemplazar a las convencionales de 60 vatios utilizadas en el país. 
 
Tras meses de duro de trabajo, la empresa Philips Lighting América del Norte ha asombrado a todo el mundo desarrollando una bombilla tipo LED que se ajusta a los rigurosos requisitos del concurso, tanto en el rendimiento, calidad, duración y precio.
 
El modelo en cuestión, consume únicamente 9,7 vatios y tiene una vida útil de 25.0000 horas (frente a los 60 vatios y 1.500 horas de las bombillas tradicionales) y por supuesto, ilumina lo mismo. Aunque el precio de partida tras su lanzamiento en 2012 será de unos 30 euros, el fabricante estima que podrá reducirse a la cuarta parte en diez años.
 
Pero para que entendamos la importancia y magnitud de este nuevo producto, lo mejor es realizar un sencillo cálculo: en Estados Unidos se venden 425 millones de bombillas de 60W, por lo que la sustitución de éstas por unas que consumen sólo 10 y poseen similares características lumínicas, representaría un ahorro energético del 83%, alrededor de 35 teravatios-hora de electricidad, o en dinero, 3.900 millones de dólares al año, evitando además la emisión de 20 millones de toneladas métricas de CO2. Con ese ahorro, equivalente al triple del consumo anual de electricidad de Washington DC., se podrían iluminar 18 millones de hogares. 
 
Como premio por su desarrollo, Philips recibirá 10 millones de dólares (unos 7 millones de euros) que ayudarán a la fabricación de las primeras unidades de estas ‘superbombillas’.
 
(Fuente: ABC)