Los expertos destacan el papel revolucionario de blockchain en el desarrollo de los negocios hacia el futuro

Search

Upcoming Events

There are no events at the moment

El blockchain está llamado a revolucionar el desarrollo de los negocios hacia el futuro, con un sistema basado en las llamadas criptomonedas en el que la dinámica financiera se transforma radicalmente. Este fue el mensaje principal trasladado por el abogado experto en la materia Juan Carlos Rodríguez Maseda a los asistentes al desayuno tecnológico celebrado esta mañana en Tecnópole.

El blockchain o tecnología de contabilidad distribuida fue definido por Rodríguez Maseda como la internet del valor, en la que, a través de un sistema alternativo al convencional de los bancos, los usuarios generan y aceptan pagos en moneda virtual y sin intermediarios, basando la seguridad del proceso en la confianza mutua.

En cuanto al ámbito de la seguridad, el socio fundador de Dictum Abogados apuntó que sería necesario mejorar la adaptación a la nueva realidad financiera de la normativa europea de protección de datos, porque esta continúa contemplando la protección en relación a sistemas centralizados, lo que no es aplicable a un sistema distribuido como es el de las criptomonedas. Rodríguez Maseda señaló de que, aún cuando los datos asociados al blockchain están encriptados y los procedimientos puedan considerarse que cumplen las exigencias de la ley, no es fácil obviar la tensión que se produce entre la defensa de un derecho fundamental y la innovación.

Además, explicó que el sector está a la expectativa del informe que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) publicará en 2020 en materia de fiscalidad. Tal y como adelantó el organismo a principios de este año, el informe contemplará los retos que supone la digitalización del ámbito financiero para el sistema impositivo, ámbito en el que las criptomonedas suponen un desafío especialmente novedoso.

Tecnópole cerró así su ciclo de desayunos tecnológicos para 2018, una iniciativa que reproduce cada año con el objetivo de contribuir a promover activamente la competitividad de sus empresas y centros tecnológicos. Este formato, de participación reducida, no solo persigue la actualización de conocimientos sobre temas legales, administrativos, comerciales o relativos a tendencias del mercado, sino que se concibe como un espacio de relación entre las empresas del Parque entre ellas y con otras, ya sea en términos de contactos comerciales o para el inicio de proyectos de innovación conjuntos.

(Fuente: Tecnópole)